Nosotros  

Blockchain de ICO: Explicamos qué es, por qué es importante saberlo

Uno de los desarrollos de blockchain (cadena de bloques) le concierne al campo del crowdfunding y el financiamiento, en la forma de capital de riesgo para startups. La ICO (Initial Coin Offering, u Oferta Inicial de Moneda en español) es un innovador modo de financiación colectiva basado totalmente en criptomonedas.

La Oferta Inicial de Monedas (también definida como Oferta Inicial de Token, o venta de tokens) ha traído una serie de innovaciones importantes al mundo de la inversión de capital de riesgo, y representa, en todos los aspectos, una especie de IPO (Initial Public Offering, u Oferta Inicial Pública) completamente administrada con criptomonedas dentro de blockchain.

La ICO es una herramienta revolucionaria en el mundo del capital de riesgo porque te permite superar las estrictas normas de los procesos de evaluación que llevan a cabo los fondos y bancos, a los cuales nos habíamos acostumbrado en años recientes. Por otra parte, esta es una operación dirigida a nuevas tecnologías que operan en el sector de blockchain, o que han desarrollado o están desarrollando soluciones basadas en blockchain. Específicamente, la ICO se lleva a cabo con la venta de tokens por parte de la startup que está buscando recursos en el mercado.

Los tokens pueden ser “intercambiados” por criptomonedas como Bitcoin o Ether. La propuesta de inversión se implementa, precisamente, a través de la “venta” de tokens, está basada en la presentación de un plan industrial o proyecto comercial. La ICO, como la IPO, está diseñada para “dar confianza” y recursos a una idea que específicamente busca hacer que blockchain crezca, y encontrar un consentimiento entre la comunidad que opera blockchain.

¿Qué es, exactamente, una Oferta Inicial de Moneda?

La emisión de tokens para la remuneración de “servicios” de verificación y control, ha permitido la creación de un nuevo método de financiación al que se le ha llamado Oferta Inicial de Moneda, precisamente por el papel que las monedas están destinadas a jugar en la promoción del desarrollo de la compañía como tal. El token es emitido a los inversionistas a cambio de monedas digitales y, al mismo tiempo, los inversionistas pueden usar los tokens recibidos para disfrutar de los servicios innovadores proporcionados por la startup, o pueden venderlos cuando el mercado los aprecie y puedan garantizar un margen de beneficios.

Los acreedores pueden usar Filecoins para comprar espacio de almacenamiento, o pueden intercambiarlos para vender su participación en la compañía con Filecoins. De esta forma, si la compañía tiene éxito al crear su mercado de almacenamiento digital, el valor de Filecoins probablemente subirá. Abre tu cuenta de trading para hacer dinero con Bitcoin - Empieza ahora.

Para entender la ICO, debes comenzar desde el crowdfunding

Pero, para entender el valor de la ICO, debemos entender la lógica del crowdfunding, o financiación colectiva. Si sabes que solo en 2015 las plataformas de crowdfunding permitieron recaudar unos 34 mil millones de dólares, entenderás entonces las razones del consenso que rodea y acompaña a este método de financiamiento para startups e inversionistas.

La ICO lleva al crowdfunding al siguiente nivel, porque gracias a la ayuda de la tecnología y la lógica de blockchain es posible vincular el valor de la inversión con el valor de la comunidad que cree en esa inversión. Los token expresan el valor del bien y son un “título” que puede ser usado por todos los participantes para contribuir activamente para formar la compañía en la cual invierten y para incrementar su valor.

El aspecto tecnológico de los tokens y, por ende, de la ICO, es complejo, pero hay un punto en particular que se debe destacar. Las condiciones transaccionales vinculadas a los tokens no son definidas “únicamente” en la fase ICO, sino que “escritas” en el código del propio token. La ICO puede confiar en la lógica de los contratos inteligentes (“smart contracts”) para garantizar la máxima transparencia, apertura y rastreabilidad en cada transacción individual. Las operaciones de auditoría, por ejemplo, pueden ser agilizadas e incluso automatizadas.